Final EuroLeague 1976: El Real Madrid de nuevo, no puede con el poderío del Varese

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en 1976 Década 70 EuroLeague Real Madrid Varese

La competición da comienzo con 23 equipos, hubo dos rondas clasificatorias de las cuales quedaron exentos el VARESE, el ZADAR, ASVEL BASKET, MAES PILS y MACCABI

En la ronda previa
El Real Madrid eliminó al Reykjavik
El Cantú eliminó al Sanichaufer
El Federale eliminó al Dukla
El Akademik eliminó al Gieben
El Wien eliminó al Resovia
El Rotterdam eliminó al Bromley
El Turum eliminó al Panathinaikos

Tras las dos rondas previas 12 equipos jugaron la liga regular. Encuadrados en dos grupos de seis equipos de los cuales al final los dos primeros de cada grupo pasarían directamente a las semifinales. El sistema de competición enfrentaba todos contra todos a partido de ida y vuelta y el ganador por puntos se apuntaba una victoria.

GRUPO A
VARESE (5-0)
ASVEL BASKET (4-1)
MAES PILS (3-2)
AKADEMIK (1-4)
TURUN (1-4)
ZADAR (1-4)

GRUPO B
REAL MADRID (5-0)
CANTU (4-1)
MACCABI (3-2)
WIEN (2-3)
TRANSOL (1-4)
FEDERALE (0-5)

Terminada la liga regular se jugaron las semifinales que enfrentaron en formato de ida y vuelta al REAL MADRID contra el ASVEL BASKET y el duelo italiano contra el omnipresente VARESE contra el CANTU.

SEMIFINALES
El VARESE eliminó al CANTU (95-85); (70-78)
El REAL MADRID eliminó al ASVEL BASKET (113-77); (101-99)

La final se jugó en la ciudad suiza de Ginebra y por segundo año consecutivo el “basket-fuerza” del Pallacanestro Varese (ahora llamado Mobilgirgi tras el cambio de patrocinador) acabó con las ilusiones del Real Madrid y consiguió igualar el récord del equipo español como pentacampeón europeo. El resultado final refleja los méritos de uno y otro conjunto, ya que la escuadra italiana se mostró en todo momento como un equipo con más recursos que los blancos.

Desde el primer minuto, los italianos impusieron una defensa individual durísima que cerraba perfectamente todos los intentos de penetración y obligaba a los madridistas a buscar posiciones alejadas de tiro. Rullán siempre se estrellaba ante Meneghin, mientras que su sustituto Luyk —en el declive de su carrera profesional— se vio obligado a mantener una dura y desequilibrada pelea bajo tableros con hombres de la talla de Morse, Campion o Meneghin. Por otro lado, el permisivo arbitraje de los colegiados posibilitó a los varesinos mantener un constante ritmo defensivo. De esta forma, a los cinco minutos de partido el marcador señalaba ya un claro 16-8 a favor de la Mobilgirgi, aunque tras un cambio de jugadores y de táctica (Lolo Sáinz sustituyó a Rullán, con tres faltas personales, por Luyk y ordenó defensa en zona 2-3) el Real Madrid consiguió igualar a 20 puntos (min. 9), de la mano de un imparable Walter, bien asistido en la faceta anotadora por Coughran, y con un Carmelo Cabrera genial en la dirección y los robos de balón. A partir de ese momento se sucedieron los empates en el electrónico, ya que la Mobilgirgi, gracias a los aciertos de Morse y Meneghin, no se dejó arrebatar la iniciativa. Aunque la escuadra italiana sufrío la pérdida de Iellini —que ya venía renqueante de una lesión— al torcerse un tobillo, su sustituto Zanatta se encargó de destrozar la zona madridista con cinco terroríficos lanzamientos a media distancia. En medio de una gran igualdad en el juego y en el marcador, se llegó al descanso con mínima ventaja del conjunto varesino (43-42).

En la segunda mitad, el Real Madrid volvió a la defensa al hombre para intentar contener a Zanatta, aunque esto permitió mayor movilidad a otros jugadores de la Mobilgirgi, como el base Ossola, que logró sus nueve puntos en esta segunda parte. El resto de sus compañeros siguieron jugando con la misma intensidad que en la primera mitad (con mención especial en este capítulo para Meneghin y Morse), mientras que en el bando madridista dos de sus jugadores más decisivos en ataque, Walter y Coughran, se hallaban maniatados y no podían brillar como en los primeros veinte minutos. La Mobilgirgi se creció por momentos y, aunque las ventajas nunca fueron grandes, a cinco minutos del final se podía adivinar ya el campeón. Pese a que el Real Madrid adoptó una desesperada defensa presionante, los italianos continuaron con su juego ordenado y no perdieron balones. A falta de dos minutos, con 76-68 a favor de los varesinos, los gritos de “campioni, campioni!” comenzaron a aflorar ya en las gradas del Patinoire de Ginebra.

VARESE 81
*Ossola – 9p, 3br.
*Iellini – 0p, 5r, 5a.
*Morse – 28p, 4r.
*Meneghin – 23p, 11r.
*Campion – 7p, 2r.
Zanatta – 14p, 2r.
Bisson – 0p, 2r.

REAL MADRID 74
*Cabrera – 6p, 4br.
*Brabender – 22p, 4r.
*Szczerbiak – 24p, 1br.
*Coughran – 16p, 7r.
*Rullán – 2p, 1r.
Luyk – 2p, 5r.
Cristóbal – 2p, 1r.
Corbalán – 0p.

Comentar